Alta Disponibilidad

La alta disponibilidad es la tranquilidad de tener funcionamiento continuado, la seguridad de conseguir el máximo tiempo de actividad de nuestros servidores. Si uno de los equipos fallase, o dejase de funcionar, dado que los sistemas están duplicados, seguimos estando activos.

Optimizar recursos

Mediante un sistema de alta disponibilidad reducimos el consumo eléctrico. Es una sola infraestructura, por lo que el ahorro en la factura de la luz es considerable.

Ahorro de costes

Ampliamos los servicios sin necesidad de realizar inversión en hardware nuevo o licencias independientes de programas (software). Y es que creamos las capacidades de cada uno de los equipos según nuestras necesidades.

Garantía de éxito

Con un servicio de alta disponibilidad evitamos paradas verdaderamente costosas por culpa de incidencias en los equipos. Por ello, con sistemas duplicados, si uno de los servidores dejase de funcionar no perdemos información y tampoco paramos nuestra producción o actividad empresarial.